La hucha de las pensiones ya no da ni para pagar tres mensualidades


  • Saca 8.700 millones cuando preveía sacar 6.283 millones en todo 2016
  • Se agotará en 2018 sin que el sistema haya recobrado el equilibrio
La hucha de las pensiones sigue vaciándose. Para pagar la extra de verano, el Gobierno ha sacado otros 8.700 millones de euros con lo que ya sólo quedan 25.176 millones de euros. Desde que el Ejecutivo decidió recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social para pagar las pagas extra sin emitir más deuda, ha mermado en 41.639 millones, es decir, sólo le queda un 37% del importe que acumulaba en 2011.

Pero la caída aún es más brusca al ver para cuánto da el remanente. Los 25.176 millones que actualmente quedan en la hucha no bastan ni para pagar tres nóminas. Antes de empezar a tirar del fondo de reserva, había importe suficiente para abonar nueve nóminas a los pensionistas, pero después de cinco años pagando la extra con él se ha quedado consumido hasta sólo valer para pagar 2,9 nóminas.

A este ritmo, si el Gobierno continúa sacando dinero para pagar las pagas extra, se acabaría en 2018. Y lo haría con el sistema aún en números rojos, ya que el Gobierno espera que la Seguridad Social tenga un déficit del 0,9% del PIB al final del próximo año. Es decir, el fondo se agotaría sin que la Seguridad Social haya regresado al equilibrio presupuestario.

1.400 millones más de lo previsto para todo el año

Además,  los 8.700 millones de euros de los que ha dispuesto el Ejecutivo para la paga extra de verano superan las previsiones para el conjunto del ejercicio. Según los presupuestos del Estado, en todo el ejercicio se iban a sacar 6.283 millones y sólo en julio esta cantidad se ha superado en más de 1.400 millones. Es de esperar que la extra de Navidad se pague de la misma manera, desbordando notablemente las previsiones del Gobierno.

En junio la nómina de las pensiones ascendió a 8.491 millones de euros y, si nada lo remedia, superará por primera vez en la historia los 8.500 millones de euros.  A pesar de las reformas introducidas en los últimos años, el gasto en pensiones sigue creciendo a un ritmo anual del 3% mientras que el número de pensiones avanza a un ritmo ligeramente superior al 1%. Esto se debe fundamentalmente a que los nuevos pensionistas cobran más que las bajas.


El gasto crece más rápido que los ingresos

Además, a pesar de que el número de pensiones crece menos de lo que lo hace el número de afiliados (1,17% los primeros frente a 2,56% los segundos), el gasto en pensiones avanza más de lo que lo hacen los ingresos que dejan los afiliados (un 3% y un 2,43%, respectivamente), lo que dificulta la reducción del déficit.

Por el momento, el Gobierno en funciones no ha anunciado cambios en la política de pensiones y tampoco los programas electorales de los grandes partidos contenían grandes medidas. Sólo el PSOE planteaba la financiación adicional de las pensiones vía impuestos a la vista de que las cotizaciones sociales no serán suficientes en los próximos años y tampoco quedaría dinero en el fondo de reserva para evitar emitir deuda.

-eleconomista.es

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s