Cámara de Diputados de Brasil debate desde hoy aprobación de juicio político contra Rousseff


La Cámara de Diputados de Brasil comenzará desde este viernes y hasta el domingo 17 de abril una sesión que durará 28 horas para decidir la destitución o no de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, una acción que es catalogada como un golpe a la democracia perpetrado por la derecha.

Luego de que el Supremo Tribunal de Brasil decidiera el jueves rechazar la suspensión del juicio, los parlamentarios tendrán que decidir si aprueban o no la medida de juicio político por supuestas irregularidades fiscales en el presupuesto de la nación, denuncias de los cuales no se han presentado pruebas.

La medida es impulsada por la derecha brasileña y dirigida por el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, aliado al vicepresidente Michel Temer, ambos del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB).

>> STF de Brasil rechaza la solicitud de suspensión de juicio político a Rousseff

Para que Rousseff pueda ser destituida se requiere el apoyo de dos tercios de la cámara -342 diputados de un total de 513- y la ratificación por el Senado.

En ese caso, la dignataria deberá ser reemplazada por su vicepresidente Michel Temer, de quien también han solicitado una investigación.

Temer asumiría el cargo hasta finales de 2018, si la mandataria es declarada formalmente culpable.

En Contexto

El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en “defensa de la democracia”, no solo en apoyo a la actual mandataria, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de que se le realice un juicio político por supuestos casos de corrupción.

El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.

Se necesitan solo 172 votos en la Cámara de Diputados para rechazar un juicio político, mientras que para aprobarlo serían necesarios 352.

La diferencia entre la cantidad de votos para cada decisión se debe a la importancia que tendría la aprobación de un juicio político contra un mandatario que devendría en la suspensión de su cargo.
Brasileños piensan que juicio político no representa una solución para el país

-telesurtv.net

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s