Siete tesis sobre el Programa de PODEMOS en 2015


En este final de 2014 los cambios se aceleran.

El sistema-mundo capitalista se desmorona. Nos gobiernan los mentirosos a los que ya nadie cree. En 2015 la amenaza de una guerra global en torno a Ucrania y otros escenarios, la desestabilización del sistema financiero internacional que provocan las sanciones económicas a Rusia y el calentamiento global que provoca un caos sistémico hará crecer la inestabilidad que nos trae cambios decisivos y radicales. Para los pueblos y los movimientos sociales que buscamos construir otra forma de producir, consumir y distribuir, el Vivir Bien o Buen Vivir, nos toca observar, sobrevivir en este escenario y prepararnos. Es en estos tiempos donde se forjan los cambios de épocas que perduraran por siglos. Ya hemos comenzado el ciclo que nos puede llevar a alcanzar la plenitud y la felicidad de toda la Humanidad unida en Una con un verdadero Estado del Bienestar a nivel planetario.

En este contexto histórico del sistema-mundo se da también el desmoronamiento del sistema en la formación social española: un sistema económico incapaz de dar respuesta a las necesidades de sus sectores económicos productivos a los que expolia y saquea para poder garantizar un mínimo de reproducción acumulada al sector financiero; un sistema que condena y roba el futuro de su juventud empobreciendo y arruinando a la inmensa mayoría; un sistema que ya ha comenzado a desmantelar la escasa democracia que emanaba de la Constitución de 1978 en un proceso deconstituyente vergonzoso, oculto y en contra del Poder soberano del que emana.

Dentro de estos contextos la elaboración del Programa de PODEMOS desde la participación directa y abierta en cada uno de sus cada vez más círculos se convierte en un proceso político de gran relevancia al margen del propio proceso electoral. Implica lucha ideológica, organización social y plasmación de contrapoder popular.

Hay que distinguir entre la función de un Programa electoral con el que se presenta a las elecciones, el Programa de Gobierno fruto de haber ganado las elecciones políticas y haber logrado, por mayoría absoluta o mediante pactos, una mayoría parlamentaria que apoye ese Gobierno, y el Programa del Discurso de Investidura. Son tres momentos diferentes que exigen respuestas diferentes. El primero, el Programa electoral, se debe enmarcar dentro de la lucha por las ideas. Independientemente del resultado electoral que se consiga el Programa marca públicamente llegando a toda la sociedad los problemas que padecemos y sus causas; cuales son los objetivos que nos marcamos y el por qué de ellos; quienes son los obstáculos y que intereses defienden. Es y debe ser una verdadera lucha de ideas, y porque la situación es muy grave y urgente, además de que los cambios en los que nos han metido los neoliberales son profundos y radicales, nuestra respuesta programática también tiene que serlo. Una vez se hayan celebrado las elecciones políticas y en función de su resultado se tendrá que elaborar el Programa de Gobierno que marcará los objetivos a conseguir durante la legislatura en función del apoyo social y parlamentario conseguido y de los compromisos acordados para ello. Estos acuerdos y pactos de haberlos deben ser completamente transparentes.

Los Programas políticos deben gravitar sobre las dimensiones económica, social y política que conforman una única realidad. No se puede defender la verdadera democracia sin conseguir más igualdad social y equidad en el reparto de las cargas y beneficios. De la misma forma no se puede defender una política económica neoliberal sin atacar a la vez la igualdad social y la democracia, como están haciendo los defensores del TTIP, CETA y TISA. El Programa de PODEMOS ha de ser consciente de la interrelación de estas tres dimensiones que se desenvuelve en el tiempo, la cuarta dimensión. La dimensión económica, por el hecho de movernos en el seno del sistema capitalista, es el aspecto principal sobre el que recae la credibilidad de la totalidad del Programa. La visión de su posibilidad permitirá aglutinar a su alrededor el conjunto de demandas insatisfechas del 99,7% de la sociedad. Pero ante todo el Programa de PODEMOS tiene que ser un gran proyecto de convergencia social que permita construir redes para coordinar lo disperso y para unir en una única candidatura las diferentes voces y discursos de los que vemos la urgencia y necesidad de la transformación social.

Siete tesis sobre PODEMOS:

1.- PODEMOS ya ES el centro. PODEMOS es la voz de la generación española que tiene entre 18 y 43 años. Es la voz de la generación que ES, la que asume la responsabilidad de construir el futuro, porque ella es el futuro, si es que hay un futuro. Es la generación española a la que los neoliberales internacionales, europeos y españoles, los que deberían estar en manos de los especialistas en enfermedades mentales en palabras de Keynes, le están robando la vida, seguridad y estabilidad. La que ha crecido y desarrolla su actividad a través de las tecnologías de la información y el conocimiento (TIC) la que vive en redes globales, la que no tiene contrato estable ni perspectiva de tenerlo alguna vez, a la que se le exige creatividad e innovación permanente en beneficio sólo de la casta de 2070 integrantes de los Consejos de Administración de las 147 sociedades de capitales buitres en el mundo, la que se desplaza virtual y realmente por todo el planeta, la que empieza a exigir, porque lo vive y puede, su participación directa en la toma de decisiones que le afectan. La que representa de forma coherente los cambios sociales y políticos institucionales que reclama esta nueva base tecnológica productiva y las nuevas relaciones de producción.

2.- PODEMOS asume en España las necesidades y los retos del momento histórico que vivimos. La generación más preparada de la historia que asume sin titubeos los retos en defensa de la Vida y la Humanidad: el cambio climático; la desigualdad mundial; la eliminación de fronteras artificiales nacionales que impiden el nacimiento del nuevo Poder Soberano, la ciudadanía universal; y el control y regulación del capital financiero internacional, a través del impuesto a las transacciones financieras (ITF) y la eliminación de los Paraísos Fiscales, el sistema linfático de los nuevos vándalos de finales del S. XX y comienzos del S. XXI los especuladores financieros internacionales.

3.- PODEMOS es y se nutre de la ilusión y la esperanza del 99,7% que no somos especuladores financieros. Da la importancia que tiene a los sentimientos y emociones, al conocimiento intuitivo, que coloca a las personas en centro de su discurso, desatando el poder de movilización para la transformación social que se encuentra en el seno de la ciudadanía, convirtiendo su discurso en ORGANIZADOR DE ESPERANZA. El desarrollo casi espontáneo de los círculos a través de todas las Comunidades autónomas y nacionalidades del territorio español, que ha asombrado a los propios promotores de PODEMOS, así como las perspectivas electorales que todas las encuestas señalan, tan sólo se pueden explicar por la madurez en el desarrollo de las condiciones objetivas y la necesidad subjetiva ampliamente desarrollada en la sociedad de una alternativa de estas características reclamada ya por el 15M en 2011 y desarrollada en sus debates hasta este momento. Nada hay tan poderoso como una idea a la que le ha llegado su momento. PODEMOS no es el fruto de algunos meses. Es el resultado de la claudicación, soberbia y traición a sus propios principios de los autoproclamados representantes políticos tradicionales de derechas e izquierdas, nacionales y nacionalistas. Es el resultado de la confianza en si mismos, del uso de las TIC y de la asertividad y coherencia interna del discurso de sus líderes en consonancia con las demandas sociales.

4.- El espacio político del Programa de PODEMOS es el territorio de España, donde se convocan las elecciones para las que se elabora, pero su contenido es y debe tener vocación universal superando los estrechos límites del Estado-nación España. Y esto debe ser así porque su oponente es el capital globalizado que no se presenta a las elecciones políticas y que actúa a través de instrumentos e instituciones a las que se les han transferido los Poderes soberanos del Estado-nación España hacia arriba, la UE, o de forma lateral, independencia del Banco Central de España y otras Instituciones especificas militares y de comunicación de masas, que superan los límites del poder político institucional y territorial. A retos globales hay que darles respuestas globales. Universalidad de su Programa que se concreta dentro de nuestra formación social como una nueva totalidad, pues es en ella donde se articula la nueva mayoría social y la lucha por la hegemonía política.

5.- El tiempo político del Programa de PODEMOS debe superar el propio tiempo de la convocatoria electoral. Lo fundamental es la correlación de fuerzas sociales, y para ello lo fundamental es la organización social. El resultado electoral es sólo la imagen en un momento dado de esta correlación de fuerzas, y aunque se gane electoralmente el desmantelado Poder político gubernamental tan sólo se podrá utilizar para avanzar si hay fortaleza social detrás que lo impulse y lo sostenga. El tiempo juega a favor de PODEMOS porque es la voz de la generación que ya ocupa el centro social y a medida que pase el tiempo, por ley de vida, más espacio social irá consiguiendo. Del mismo modo que hay ciclos económicos de 6-7 años existen ciclos sociales y políticos de acción-reacción social y política. En 1973 la oligarquía internacional reacciona a la revolución progresista del ciclo anterior comenzada en 1966-68 frustrándola con la financiarización de la economía y el neoliberalismo ideológico y político; así se repite en 1980, 1987, 1994, 2001, 2008 en una espiral continúa que avanza a través del tiempo. PODEMOS debe dejarse fluir en este nuevo ciclo de reacción conservadora a la consolidación del mundo multipolar de los BRICS, cuestionamiento del petrodólar y deslegitimación ideológica fruto del anterior ciclo marcado por la crisis de 2007-8. En este nuevo ciclo que comienza en 2015 PODEMOS debe planificar sus objetivos a corto, medio y largo plazo, sin caer en la trampa de limitarse a los periodos electorales del actual sistema que sólo busca darle una ventaja estratégica a su verdadero oponente el capital financiero internacional y nacional.

6.- El sujeto social de nuestra sociedad, a la que PODEMOS da voz, es fruto de la individualización de las relaciones laborales, desorganización de la clase obrera por las nuevas relaciones de producción y el desmantelamiento del Estado del Bienestar y sus instituciones sociales y políticas llevadas a cabo desde finales de los noventa por las grandes transnacionales y los políticos que han plasmado en la legislación sus objetivos. Los sindicatos mayoritarios también son responsables al no dar las respuestas necesarias a su debido tiempo arrastrados por la lógica interna de las mayorías entre su afiliación, basada en las grandes empresas privadas y públicas, al aceptar y firmar distintas condiciones laborales para colectivos de nuevo ingreso, lo que le ha hecho perder paulatinamente su base social a medida que avanzaba el tiempo. La inmensa mayoría de contratos que se hacen son contratos precarios. Los de carácter indefinido son menos del 10%. Y se crean más puestos de trabajo autónomos y falsos autónomos que asalariados. Esta nueva economía y nuevo tipo de trabajo y empleo tiene tres grandes problemas. El primero, desde el punto de vista de la empresa, es la contradicción entre productividad y flexibilidad en un sistema de trabajo precario. Segundo a nivel de la sociedad en general la desigualdad y polarización social. Tercero, a nivel institucional y político con una fragmentación de las empresas en redes y con una individualización creciente del trabajo y de los trabajadores la capacidad de diferenciación de la fuerza de trabajo es tal que la capacidad de agregación de las relaciones laborales disminuye, y es muy difícil mantener la agregación de la fuerza de trabajo a nivel de negociación colectiva cuando la negociación se individualiza, lo que provoca la baja afiliación sindical. Que plantea, a su vez, dos grandes problemas: uno, que se socava una de las instituciones centrales del pacto social y del consenso social y político de nuestras sociedades, que es un sistema de relaciones industriales estable, conflictivo, y que siempre tiene que ser conflictivo, pero a partir del sistema de instituciones, de acuerdos. Dos, que no solamente se socava la relación sindicatos-trabajadores, sino que se socava las bases financieras y organizativas del Estado de bienestar, porque en la medida en que la relación del trabajador a la empresa es individual y las cotizaciones de seguridad social son individuales, hay una relación cada vez más distante entre la cotización de ese trabajador y el sistema general de seguridad social. Es decir, la diferenciación de situaciones laborales y de salarios repercute en la diferenciación de contribuciones a la seguridad social que, en cambio, va a responder con un sistema bastante homogéneo de prestaciones. Y ahí se empiezan a socavar las solidaridades. Se busca sistemas individualizados de cotización, que quiere decir autonomía de la relación laboral, con lo cual el conjunto del beneficio de las relaciones industriales y del Estado de bienestar entra en crisis potencial, no solo de financiación, sino de solidaridad social. Este tipo de efectos obligan a una redefinición de las relaciones laborales. Redefinición en la que no sólo están interesados sindicatos y trabajadores, sino la sociedad en general, porque donde estamos yendo no es únicamente a la pobreza y a la exclusión social, sino que estamos destruyendo el conjunto de instituciones que permiten la convivencia.

7.- El espíritu del Programa de PODEMOS debe crear y promover la ilusión y la esperanza. ¡¡Hay alternativas!! ¡¡Claro que podemos!!

En este 2015 que nace necesitamos un nuevo comienzo. La humanidad tiene que participar con protagonismo y voz propia en la batalla por la hegemonía mundial, y PODEMOS, como voz de la generación que ES en España, la está dando ya. El Poder es de esta generación, es suyo, tan sólo tiene que ser consciente de ello. Para ganarlo si queremos futuro para ella y para la Vida en el Planeta, hay que anticipar los hechos, aún sin disponer de toda la información, y actuar en el momento, con la fuerza apropiada y nuestra propia estrategia.

La humanidad se encamina hacia el abismo haciendo un gran daño a la biosfera del Planeta Tierra, nuestra Madre Tierra, la Vida. Es necesario acabar con el actual sistema-mundo del capitalismo agonizante. La salida real y definitiva a la crisis existe, es posible y está al alcance de nuestras posibilidades, pero necesariamente ha de encaminarse hacia el post-capitalismo. No decir esto en el Programa de PODEMOS sería faltar a la Verdad. La transformación que tenemos por delante es la mayor transformación política, social y ética que haya vivido la humanidad en su historia, “crear” una nueva cultura para la gran familia humana y unos nuevos mecanismos de seguridad y supervivencia que garanticen la continuidad de la Vida y nos proporcionen instrumentos de gestión de los cambios sociales. Por esto y para esto PODEMOS pide el voto al conjunto de la sociedad española.

La crisis del sistema capitalista financiero y especulador es para PODEMOS la ocasión de construir un mundo diferente que globalice la dignidad y los derechos humanos. Para ello no renunciamos, como se establece en el preámbulo de la Declaración de los Derechos Humanos, a fomentar la indignación, el espíritu de rebeldía, y manifestar que la humanidad tiene el derecho y el deber de abolir las formas de organización económica, social y políticas actuales que provocan invariablemente una larga serie de abusos y usurpaciones dirigidas a someterla a un poder despótico, ilegítimo y oculto; es un derecho y un deber derrocar este gobierno de las cosas y proveer nuevas salvaguardas para la biodiversidad, las libertades y la futura felicidad y seguridad de toda la humanidad.

El Programa que necesitamos para el diseño de alternativas reales de salida a la crisis, para el Vivir Bien o Buen Vivir, debe recuperar e impregnarse de perspectiva ética. No habrá salida a la crisis si no se reduce la desigualdad y polarización social en el mundo y dentro de cada país. No habrá salida a la crisis si no producimos bienes duraderos en lugar de bienes perecederos, que bajaran el PIB pero que procuraran más satisfacción respetando los recursos naturales. No habrá salida a la crisis si no cambiamos el paradigma energético reduciendo el consumo y desarrollando energías alternativas renovables, que bajaran el PIB al reducir el transporte internacional de petróleo y carbón pero que incrementará la soberanía alimentaría y solucionará el hambre y la pobreza extrema. No habrá salida a la crisis si no eliminamos la especulación financiera sobre bienes alimentarios, energéticos, deudas soberanas de los países y sobre toda la economía productiva, que reducirá el PIB aumentando la estabilidad financiera y la satisfacción de las necesidades de la humanidad. No habrá salida a la crisis si no profundizamos la democracia en todos los ámbitos implicando a la sociedad civil en el diseño, implantación y evaluación de las políticas públicas.

En la actualidad hay una lucha abierta entre dos modelos de organización económica, social y política para el mundo. Por un lado, el modelo del capital financiero especulador internacional caracterizado por inversiones a corto plazo, especulativas y sin ningún control ni regulación con el único objetivo de maximizar los beneficios de sus gestores sin límite de valor ético, deslocalizado, sin compromiso medioambiental, ni con el bien común y el interés general de sociedad, del que se beneficia un escaso 0,3% de toda la Humanidad, y en España algo más 130.000 personas, las que declaran ganar más de 150.000 € anuales, las que tienen cuenta en Paraísos Fiscales y de las que proviene más del 70% de todo el fraude fiscal. Las cadenas de la actual esclavitud son las deudas de las familias, empresas y Administraciones públicas; los acuerdos internacionales con los que nos quiere atar independientemente de quién gane las elecciones políticas como el TTIP, CETA y TISA; y la integración en Organismos militares supranacionales como la OTAN. Sus portavoces son los que nos dicen que no hay alternativas, prometen que un futuro incremento del PIB creará empleo y nos devolverá al paraíso perdido de un crecimiento económico ilimitado y sin fin en el tiempo. Los que nos amenazan y utilizan el miedo para que ni siquiera intentemos cambiar las cosas. Son los avariciosos, insolidarios e irresponsables que con sus actos ponen en peligro la continuidad de la Vida y de la Humanidad.

Y, por otro, la única alternativa posible que libera al 99,7% de la Humanidad y que crea la esperanza de un próximo futuro para ella. El modelo del Vivir Bien o Buen Vivir, cuyo corazón se encuentra en los sindicatos de clase en estrecha alianza con la economía social y las Corporaciones locales como Administraciones vinculadas a las poblaciones enraizadas en sus territorios, caracterizado por una visión a largo plazo, con el objetivo de satisfacer las necesidades sociales, reguladas y vinculadas con el bien común y el interés general. A la rentabilidad y productividad para los propietarios del capital financiero especulador podemos decir que se le contrapone la rentabilidad y productividad social con la cohesión social y la cualificación de la población vinculada y anclada a su territorio en una economía de cercanía, que se desarrolla mediante la innovación endógena haciendo compatible el bien público con el bien privado de sus habitantes.

El Programa de PODEMOS, nuestra respuesta a la crisis del capital financiero internacional desde el Vivir Bien o Buen Vivir, busca satisfacer las necesidades de la humanidad garantizando la continuidad de la Vida y de la humanidad atacando su raíz: la desigualdad y polarización social y de rentas. Con la renta básica se garantizará la subsistencia y se dotará de autonomía y dignidad a las personas sobre el capital. Con la reducción de jornada y la generalización del empleo con sueldo digno a toda la población en igualdad de condiciones se garantizará la producción de los bienes y servicios necesarios socialmente garantizando la necesaria demanda para las empresas y autónomos de la actividad productiva. Con la participación en la gestión de las empresas y la generalización de la economía social se liberará todo el potencial creativo de una verdadera sociedad del conocimiento, donde la innovación no se enfocará hacia la sociedad de consumo y despilfarro sino hacia el incremento del bienestar y felicidad de las personas con el menor coste social posible. Con la incorporación trasversal de la visión medioambiental, considerándonos como humanidad fruto y parte de la Vida (la Tierra no es nuestra, nosotros somos suyo; su parte consciente y responsable de su continuidad) renunciaremos al despilfarro irresponsable y al consumo suicida. Al limitado y espurio concepto de productividad y rentabilidad de las empresas privadas, para beneficio exclusivo de sus miembros de Consejo de Administración, se le contrapone el amplio y solidario de la productividad y rentabilidad social. Con la auditoria social y reestructuración de la deuda romperemos las cadenas de la actual esclavitud. Con el establecimiento del Impuesto sobre las transacciones financieras (ITF) y un sistema financiero público o social de cercanía, y con tipos de interés negativo, así como con impuestos directos progresivos eliminaremos la especulación financiera y dispondremos de un sistema financiero que promueva y dinamice la actividad productiva, el empleo y la satisfacción de las necesidades sociales, incluyendo la continúa investigación y desarrollo de nuevas técnicas y conocimientos. Los centros offshores (paraísos fiscales) deben ser denunciados y atacados dentro de las posibilidades legales. Con la generalización de la evaluación participativa de las políticas públicas generalizaremos la democracia participativa, profundizando en su calidad y cotidianidad, en la participación de la ciudadanía en determinar objetivos, implementación, gestión y evaluación de resultados obtenidos en un continuo ciclo ininterrumpido, a la vez que garantizaremos con ella el control de la ciudadanía a la corrupción y al abuso de poder.

El Programa de PODEMOS tiene también un componente universal, el desarrollo de la conciencia de pertenecer a una ciudadanía mundial. Ha llegado el momento de meter en cintura a los grandes propietarios, administradores y gestores del capital y a los grandes especuladores y considerar una buena parte de sus actividades en pos del máximo beneficio, al margen de cualquier consideración ética o humanitaria, como posibles crímenes económicos contra la humanidad. Es la hora de reclamar e imponer un Nuevo Orden Financiero y Fiscal Internacional, democrático y justo, que ponga fin a la dictadura destructora de los mercados.

Libertad, igualdad y fraternidad es la consigna que resume la revolución burguesa que otorgó la hegemonía al capital sobre la tierra a finales del S XVIII. La libertad y la ciudadanía nacen históricamente vinculadas a los impuestos, y aún hoy la reducción de estos supone menos libertad y menos soberanía popular. La globalización neoliberal del capital financiero internacional, especulador y depredador, nos lleva a exigir un impuesto a las transacciones financieras (ITF) y un Nuevo Orden Financiero y Fiscal Internacional. Dos siglos después un nuevo impuesto abre el camino para que la humanidad recupere su libertad, igualdad y fraternidad. Nos lleva a la conciencia de ser parte de un solo planeta, de una sola humanidad que debe tener un solo Gobierno mundial democrático, legítimo y transparente. El cambio y la transformación son imparables. Nace la ciudadanía universal, un nuevo tiempo para la humanidad. 

Fernando Moreno Bernal. ATTAC Andalucía-Cádiz
via rebelión.org

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s